Triduo Día 3. Renacida

Nacimientos de Madrecita”

Triduo a Carmen Serrano y Rugama MCM

7 noviembre 2018

 

A) Prefiguración de la universalidad de la misión.

Leemos el texto del retorno de Madrecita a la Congregación, en Almas Heroicas página 247 párrafo 3ro hasta la página 249.

Leemos en el texto del retorno de Madrecita a la Congregación, en Almas Heroicas página 247 párrafo 4to:

“...el 24, fiesta de la Virgen de la Merced. La Comunidad les tributó una cariñosa bienvenida y la reverendísima Madre María del Consuelo manifestó particular alegría por la reintegración de la Madre Fundadora a la Congregación. Había transcurrido dos años y medio desde que se separó del Instituto...

La Madre Carmen no entraba con ánimos de gobernar o presidir nuevamente a sus hijas, sino para santificarse y ser la última de la Comunidad. En la primera carta que escribe al Padre Collell desde Martindale le dice que <verdaderamente es terrible el atraso en que se encuentra al presente mi pobrecita alma, sin tener siquiera una pqueñota virtud que ofrecerle a María Santísima después de tanto años de quererla servir>.

Hizo tres días de ejercicios espirituales para vestir el hábito religioso, en el que pensó tener un cambio del interior del espíritu. He hizo una consagración a la Virgen María dándole infinitad gracias por admitirla de nuevo en su casita.

Se hizo tres propósitos: No faltar a ningún acto de Comunidad, sino ser la primera la toque de campana; Al entrar y salir de cada acto en la capilla, ofrecer todo lo hecho por amor a Jesús en el Corazón Inmaculado de María y Llevar examen particular de hacerlo todo bien hecho desde levartarse hasta acostarse.”

Preguntémonos y compartamos: ¿Cuáles han sido mis renacimientos?  ¿Cómo vivo mi misión en clave universal?

B) Una mirada transfigurada

Contemplamos la fotografía de Madre Carmen al regreso a la Congregación, mientras escuchamos el canto “Dame Señor tu mirada” de Cecilia Rivero rscj. Después compartimos, al mirar a Carmelita ¿Qué me enseña su experiencia, ¿qué aprendo de su mirada?

C) Agradecemos los frutos de la Obrita

Hacemos memoria y agradecemos por los frutos de la Obrita a lo largo de la historia. (Podemos hacer un camino escribiendo esos frutos y colocar una canasta y en ella ir colocando algunos frutos, al tiempo de agradecerlos) Concluimos con el canto: Nacidas del Corazón (CD Misioneras Cordimarianas pista 9)