REUNIÓN DE CAPITULARES

Para el próximo XIV Capítulo General de las Misioneras Cordimarianas, son 17 capitulares que reflexionan desde ya el material y los pasos a seguir para continuar con las directrices del capitulo del 2012 y preparar el capítulo de 16 de Julio del presente año.

Desde el 4 de abril, por la tarde se inició los trabajos. Primero encomendando a Dios desde el Espíritu de Jesús Resucitado y el Corazón de María. Ya en el salón, con el apoyo del licenciado Darío, se retomó el tema de las nuevas y efectivas estructuras de gobierno. Al siguiente día se trabajó el perfil de la Misionera Cordimariana dentro de la oración y la hermana Gloria Elena Sida Vargas, Hija del Espíritu Santo nos ayudó a reflexionar sobre las actitudes básicas para el Capítulo General. Por la tarde del segundo día fue arduo trabajo en la agenda del próximo capítulo y los temas principales de reflexión que encaminarán los siguientes seis años de la congregación.

Como capitulares fuimos invitadas, desde el encuentro con El Resucitado, quien escucha nuestro corazón, a dejarnos instruir y llevar en proceso de Pascua...
A dejarnos limpiar el corazón y la mirada para descubrirle y asimilar lo que ha sucedido y está aconteciendo, de tal manera que renueve nuestras esperanzas y nos ponga en camino.


Junto a María de Nazaret como una capitular más que nos aporta su capacidad de escucha, su fortaleza en cada "sí" que dio, en el seguimiento y acompañamiento al crucificado en todas las personas hoy crucificadas, con la fe suficiente para reconocerle Resucitado y compartirle en el renuevo para nuestra vivencia carismática.
Ella que nos enseña a reconocer la voluntad de Dios Padre- Madre;  y a obedecer con alegría y prontitud, disponibilidad y sencillez para salir al encuentro de la Vida y con ello cumplir nuestra misión: "Enseñar-vivir la Palabra y Misionar con Amor ardiente, Inquebrantable, prudente, y misericordioso como el de Jesús, sin que nada nos arredre; con mirada a todo el mundo especialmente a quien menos le conoce y más urgido/a esté de ese encuentro.



Las capitulares pues, vamos descubriendo que este capítulo para que dé fruto estamos invitadas a vivirlo desde la escucha, libertad interior, la búsqueda, el profetismo, la obediencia corresponsable, la disponibilidad, comunitariedad, y visión de futuro...
La Búsqueda y el discernimiento será entonces un ejercicio básico en este XIV Capitulo General para que parta de la escucha al Espíritu.

Hoy, en esta reunión de capitulares, meditamos en la Palabra, junto a nuestro hermano José Luis García sacerdote pasionista, recordando que Jesús nos desea y da la paz a nuestras inquietudes, inseguridades, miedos, culpas, arrebatos...  y nos trae perdón, la paz, la alegría. Dios nos habla en la paz, en la luz en la serenidad, con esa capacidad de compartir el pan que nos alimentará para que,  al final, llegue la apertura del entendimiento para comprender sus Palabras, reconociendo que la experiencia el Dios de la Vida no nos quita las llagas, pero como Él, si nos dejamos... serán llagas glorificadas...sanadas... abiertas pero sanadas. Y es el Amor lo que nos abrirá el camino para comprender y comprendemos para ser testigos, para ser enviadas... Misioneras Cordimarianas.