Palabras de camino a nuestro Capítulo General

Queridas Hermanas Cordi-Marianas,
Un saludo a cada una de ustedes. No puedo sino hacer mias las palabras de San Pablo: "En Cristo,Dios nos eligió desde antes de la creación del mundo, para que fueramos santos e intachables ante él por él amor." Hemos sido bendecidas, elegidas, destinadas a la santidad. Y como la Virgen María -por lo menos dentro de nuestra limitación humana.- encarnamos, llevamos a Jesús a la gente. 
Quiero compartir con ustedes una reflexión sobre el Capítulo General:
 
La Pascua Cristiana: Vivencia personal del misterio de la Redención.
 
"Dios ha querido brindarles a todos los hombres y mujeres de todos los tiempos los frutos de la redención. La Pascua cristiana comporta, por lo tanto, una vivencia personal, como si para este ser humano estuviera realizando el paso de Dios en forma exclusiva. Evidentemente que de ese encuentro personal con Dios se beneficia todo el Cuerpo Místico de Cristo, ya se trate de la recepción de los sacramentos, como de aquellos momentos de oración, como de todas aquellas obras meritorias. 
En la celebración del Capítulo general todo esfuezo personal redunda en beneficio de todo el Instituto, todo crecimiento espiritual, todo carisma, todo don enriquederán la vida espritual de nuestras hermanas. De aquí, pues, la importancia de nuestros esfuerzos personales por corresponder con mayor generosidad a las apremiantes mociones del Espíritu de Dios a favor de su Iglesia."  Rafael López, M.SP.S. 
 
Dios la bendiga y que el Corazón Inmaculado de María nos inspire, fortalezca y anime en todo lo que hacemos. Un abrazo
Hna. Romelia Tiscareño, MCM