Oración a María, la Madre de Jesús antes de orar con la Palabra de Dios

Santa María. Madre de Jesús,

Discípula oyente de la Palabra,

que te pusiste enteramente

 a disposición de ella

para acogerla en tu seno,

acompañarla es su camino,

entregarla a la comunidad…

Ayúdanos a repetir tu “sí “generoso,

a declararnos también “servidoras/as

del Señor”,

a decir también contigo:

“Hágase en mi según tu Palabra”.

Danos una actitud contemplativa

Para dar siempre vueltas a las cosas,

En nuestro corazón como tú,

Y para merecer también como tú,

la alabanza de Jesús

“Dichosos más bien

los que escuchan la Palabra de Dios

y la ponen en práctica”

Haznos dóciles a su Palabra para que

“hagamos siempre lo que Él nos diga”

Y fundemos así sobre roca nuestra vida.

Como en Pentecostés, reunida con nosotros,

atrae sobre nuestra Iglesia

El Espíritu de Jesús,

Para que iluminados/as por él,

Lo entreguemos al mundo.

Amén.