Oración ante la realidad mexicana

Padre bondadoso y lleno de misericordia,
hoy venimos a tu presencia para expresarte lo que siente nuestro corazón.
En primer lugar, te decimos que nos sentimos alegres y agradecidas por sabernos muy amadas por ti; 
por el inmenso regalo de la VIDA y por todos los dones que a diario nos concedes.
Al mismo tiempo, la tristeza y el dolor nos oprimen al constatar cada día que aquí en nuestro México,
está dominando el mal: no valoramos la vida, la destruimos cruelmente;
la dignidad de las personas la pisoteamos;
nuestros gobernantes nos tratan como si fuéramos unos niños a quienes se les oculta la verdad
y se les engaña con cualquier juguete.
Tratan de quedar bien con los poderosos de otros países a costa de vender el nuestro
y nuestros más preciados valores. Y la lista se alarga…
Nos reconocemos de alguna manera cómplices de esta situación;
por eso Padre, te pedimos nos perdones a todos y nos muestres tu misericordia.
Te suplicamos asimismo nos envíes al ESPÍRITU SANTO para que nos transforme,
que su luz nos haga VER nuestra realidad como tú la ves;
que su sabiduría nos haga JUZGAR los acontecimientos según tus criterios
y su fortaleza nos haga ACTUAR con valentía.
Todo esto te lo pedimos por tu Hijo Señor nuestro Jesucristo.
 María, Madre de la esperanza, ruega por nosotros los mexicanos 
ahora y a la hora de poner en práctica la Voluntad de Dios. Amén.
M. Josefina González Carrera MCM