En Paz descansa madre Carmen Maldonado MCM

A las 11:00 de la mañana de este 13 de junio 2017 entró a la Casa del Padre nuestra hermana Carmen Maldonado Holanda, Misionera Cordimariana.

Con 84 años de vida y después de 62 años de misión y vocación consagrada, hoy se encontró cara a cara con Dios y lo contempló en todo su esplendor.

Sentimos dolor por su ausencia, pero sabemos que morir no es una tragedia, no cuando es una ofrenda de la vida, cuerpo y persona.

Nos acompañamos como hermanas de todas las comunidades deseando que el buen Dios Padre-Madre le reciba en su gloria para unirse con todas las mcm que ya nos acompañan e interceden por la Obrita Cordimariana y cada una de sus misioneras.
También nos unimos con su familia y agradecemos su apoyo y presencia, sabemos que ella fue un gran ejemplo y que la quisieron mucho. Ella seguirá cuidando y velando por cada uno.

Agradecemos a Dios por la Madre Carmen Maldonado, religiosa-misionera incansable, servicial, atenta y de oido presto para responder con un consejo y palabras de aliento.
Madre Carmen recién compartió su llamada vocacional en esta página, testimonio que nos dejó animadas a aprender a escuchar los llamados de Dios con amor y entrega. Ella decía: "Para mí, ser Misionera Cordimariana ha valido y seguirá valiendo la pena. Y no se puede ser consagrada si no se AMA, NO SE PERDONA Y NO SE SIRVE. Cuando empezamos a aprender la importancia de estos tres verbos, llegamos a ser personas consagradas decentes. Esto es lo que más me ha hecho feliz y perseverar en mi vocación, y por eso estoy muy, pero muy agradecida con mi Señor."

Madre Carmen, ahora que estas con Dios, Madrecita y padre Julian, intercede por la Obrita Cordimariana. Amén.
¡Deo Gratias!